¡Reclamado por la asombrosa gracia de Dios!

Si no crees que Dios permite un giro en U en el camino de la vida, tómate un momento para conocer a Raúl. Te hará cambiar de opinión. Raúl no tenía a dónde huir. Estaba peor que muerto. No eran sólo las deudas, las drogas, la promiscuidad o la fiesta, sino que era a sí mismo a quien más odiaba. Era en lo que se había convertido. Sin embargo, algo en lo más profundo de su ser, algo que había creído encerrado y desechado hace tiempo, le llamaba. Y levantó la cabeza y oró.

La vida salvaje

Raúl creció como hijo de pastor. Sus padres amaban su iglesia y pasaban la mayor parte de su tiempo allí. Y él, como hijo de pastor, sentía que tenía expectativas que cumplir; había una determinada forma de hablar y de comportarse. Pero, por dentro, le dolía. No quería nada de eso. La religión le resultaba fría; le parecía rígida; quería salir de ella. Después de la escuela secundaria, consiguió su deseo. La universidad era diferente: había mucha gente de diferentes orígenes y credos. Algunos incluso no tenían fe. Para su sorpresa, eran algunas de las personas más agradables que había conocido. Eso le confundía. ¿Cómo podía Dios juzgar tan duramente a estas personas? Bueno, eso fue todo para Raúl. Se convirtió en ateo, y durante los siguientes 18 años no vio el interior de una iglesia y apenas habló con sus padres. Empezó a beber; pronto consumió e incluso vendió drogas; también acumuló enormes deudas. Sin embargo, tras escapar por los pelos de la ley cuando la policía hizo una redada en su casa, el hijo del pastor se hartó: no más huidas, no más rebeldía. Oró pidiendo la ayuda de Dios, y éste lo liberó milagrosamente.

Transformación

Dos años y medio después, Raúl había vuelto a la fe de su infancia. Se reconcilió con sus padres y se enteró de que en todos esos años de huida de Dios, ellos habían orado fervientemente por él. Se casó e incluso su padre ofició la boda. Fue entonces cuando descubrió el ministerio de Amazing Facts a través de un seminario de profecía celebrado en su iglesia. Las creencias que Amazing Facts pregonaba estaban tomadas directamente de la Biblia. Vio toda la evidencia que necesitaba de que Dios no era un dictador engañoso; era un Salvador amoroso, un Rey justo. Se sumergió en amazingfacts.org, bebiendo los sermones del Pastor Doug, las lecciones de la Escuela Sabática, los documentales de los últimos días, e incluso las publicaciones semanales del blog. Todo ese conocimiento gratuito y de "sentido común" llenó su alma anhelante, como un árbol seco que se riega. Ahora soy un individuo totalmente diferente. Raúl estaba descubriendo un amor más profundo por Dios, construyendo una fortaleza para su fe, y sobre todo, no lo estaba haciendo por sus padres o su cultura, sino porque quería hacerlo. "Amazing Facts", dice, "ha sido un faro guía en mi vida cristiana". Los recursos que Raúl encontró en Amazing Facts presentan el evangelio eterno en términos claros y convincentes. Tocan los corazones. Los mensajes están disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana. Queremos hacer aún más, necesitamos hacer más en estos últimos años de la historia de la Tierra. ¿No apoyarías ahora este ministerio para llegar a más personas como Raúl? Gracias por preocuparte.
Amazing Facts es un ministerio sin ánimo de lucro, apoyado por donantes.
Apreciamos mucho sus oraciones y su apoyo financiero.
Comentarios