Luz en la oscuridad

Un grito respondido "¡Quiero conocerte, Dios!" Este grito sincero nunca había salido de los labios de la joven que se sentía tan desesperada por la verdad. Y, a través de su fiel colaboración con Amazing Facts, usted ayudó a proporcionar exactamente lo que ella más necesitaba.

Una religión extranjera

Al crecer en una familia budista en Japón, Kie era llevada a menudo al templo y se le enseñaba a adorar a sus antepasados. "No tenía ni idea de que había un Dios en el cielo que había creado a nuestros antepasados", explica. Después de que su hermana se bautizara en una congregación que guardaba el sábado en Estados Unidos, Kie visitó la iglesia de su hermana. Aunque disfrutó del ambiente agradable y del mensaje, seguía siendo una religión extraña para ella, pero se plantó una semilla. Dios empezaba a hablarle al corazón. En su educación, Kie había sido instruida para ser estrictamente autosuficiente, para depender de su propia fuerza para superar los muchos problemas de la vida. Sin embargo, a medida que crecía, los problemas a los que se enfrentaba se hacían más difíciles. "Las pruebas eran cada vez más duras", explica Kie. "Aunque la gente apreciaba mi duro trabajo, me sentía inútil y sin valor en este mundo". Sin nadie más que ella misma en quien apoyarse, se desanimó y acabó cayendo en la depresión. Ante un futuro sombrío y sin sentido, Kie clamó al Señor pidiendo ayuda. "Y ese fue el momento en que experimenté la existencia de Dios", dice.

Una comprensión más profunda

En los días siguientes, mientras rezaba por una comprensión más profunda, alguien le dio un conjunto de lecciones bíblicas de "Storacles of Prophecy" de Amazing Facts. Kie devoró con avidez sus palabras, asombrada por lo que estaba aprendiendo; quedó muy impresionada con los estudios: "Todas las preguntas se respondían sólo con la Biblia". Cuando recibió y terminó las Guías de Estudio de la Biblia de Amazing Facts que usted también ayudó a proporcionar a Kie, se convenció profundamente de que lo que estaba estudiando era de Dios. Y en mayo pasado, ¡Kie se bautizó en una iglesia que guarda el sábado! En Japón, Kie trabajaba muchas horas, a veces con jornadas agotadoras de 14 horas. Sin embargo, dice, "No importaba lo cansada que estuviera, no podía esperar para orar y abrir la Biblia para estudiar". Estaba aprendiendo mucho, pero sólo podía dedicar una o dos horas diarias a las Escrituras, lo que la dejaba anhelando más tiempo para estudiar. "¡Quiero conocerte, Dios!" Cuando una amiga le habló de la escuela de formación en evangelismo Amazing Facts en Filipinas (PAFCOE), Kie soñó con asistir y comenzó a orar. Ella dice: "Cuando tuve este deseo, la guía de Dios fue muy clara. Él envió a muchas personas a recomendar la formación en PAFCOE". A los amigos y familiares de Kie les costó entender su decisión. "Pero", dice, "nadie pudo detenerme porque pudieron ver mi cambio después de conocer a Jesús. Dejé mis malos hábitos. Fue fácil para mí porque sentí el amor y la guía de Dios".

Un sueño realizado

"La formación en PAFCOE no fue fácil, para ser sincera", confiesa Kie. "Pero estaba muy feliz de aprender cada día. Lloré mucho durante la formación, no porque lo pasara mal, sino porque experimenté la presencia y el amor de Dios y lo misericordioso y fiel que es conmigo." Kie cree que Dios la guió paso a paso y desea "seguirlo fielmente y reflejarlo en este mundo donde mucha gente vive en la oscuridad. Su servicio es la mejor obra que he experimentado en mi vida". ¡Gracias por hacer posible que lleguemos a almas en búsqueda como Kie a través del Océano Pacífico!

Amazing Facts es un ministerio sin ánimo de lucro, apoyado por donantes.
Apreciamos mucho sus oraciones y su apoyo financiero.
Comentarios